Ya os avanzamos que en breves ofreceríamos la Ozonoterapia como una de nuestras técnicas poco invasivas para la Salud, Belleza y Bienestar de nuestro organismo. De la mano de la Dra. Barceló (de Castellón), colaboradora en nuestro centro Esther Mayol, os contamos un poco más sobre esta técnica.

La ozonoterapia es una terapia natural, efectiva,  indolora y rápida por lo que cada vez es más conocida y utilizada en medicina.

La Ozonoterapia

El ozono es un gas formado por tres átomos de oxígeno, es un recurso terapéutico  desde hace muchos años,  por tener una capacidad muy elevada para la destrucción de microorganismos biológicos como virus, bacterias y hongos. Además es un coadyuvante en procesos de regeneración tisular, pues los glóbulos rojos bajo tratamiento con ozono aumentan su capacidad de transporte y cesión del oxígeno, de ahí su gran versatilidad y el amplio número de enfermedades que pueden ser tratadas.

La entrada del gas en nuestros tejidos  desencadena una serie de procesos metabólicos intracelulares y promueve una serie de actividades que estimulan muchos mecanismos celulares. Como consecuencia de estas y otras reacciones, los mecanismos de defensa de la célula son alertados, mejorando su funcionalidad. Esto explica parcialmente las acciones terapéuticas sorprendentes de este gas.

Los beneficios del Ozono

Entre sus numerosos beneficios destaca por ser un potente analgésico y antiinflamatorio. Es un gran estimulador de la regeneración celular y
un activador circulatorio y potenciador de la cesión de oxígeno por parte de los glóbulos rojos.

Destaca, además, por tener un alto poder bactericida y germicida. Además de regular el estrés oxidativo y modular la actividad autoinmune.

Prescripción de la Ozonoterapia

  • La diabetes Mellitus.
  • Las heridas y úlceras, las quemaduras.
  • Los procesos dolorosos articulares , en reumatología, en hernias discales, lumbalgias, ciáticas.
  • Como coadyuvante en procesos oncológicos.
  • En geriatría para aumentar la calidad de vida y mejorar los síntomas de pérdida de memoria, dificultades circulatorias, cansancio, pie diabético, etc.
  • Patología del dolor, cefaleas, artrosis, artritis.
  • En patologías que requieran la activación del sistema inmunitario, acné, psoriasis,  etc.
  • En tratamientos de glaucoma o maculopatías, etc.
  • Ginecología, vaginitis y vulvovaginitis.
  • En general se puede decir que todo tipo de patologías de origen vírico; e incluso en procesos estéticos y antiaging.

Aplicación de la Ozonoterapia

El tratamiento se aplica de forma diversa, localmente, en bolsa, tópico, intra-articular, etc en función de las necesidades del paciente.

Siempre sin efectos secundarios, sus resultados se aprecian desde la segunda o tercera sesión, y los tratamientos se realizan en ciclos.

Además es un tratamiento revitalizador y regenerador que produce una mejoría en la calidad de vida, incluso en personas sanas. Su gran ventaja es que no es agresivo, es indoloro, y puede combinarse con cualquier otra técnica  que realice el paciente.

Es sin lugar a dudas un gran aliado en numerosas terapias, y reduce el estrés oxidativo celular, prolongando y mejorando la vida de nuestras células.

¿Quieres una primera consulta informativa y diagnóstica? No dudes en solicitarla AQUÍ